domingo, 29 de julio de 2007

MANO DE FÁTIMA




LA PRESENCIA DE LA SEÑORA RESPLANDECIENTE

La mano de Fátima se abre,
su huella se incrusta en el barro,
mis ojos escuchan su llamada,
mi oído ve su forma.
Su mano abierta y extendida me invita.
Mi mano se deposita sobre la suya,
mi ser con el suyo se alinea.
Un puente hacia el creador.
Mi lengua ve el nombre de ALLAH
sobre su mano y la palabra en oro
se escribe.
Se dibuja como un sueño.
Mis ojos pronuncian y recitan el nombre,
mi corazón se agita y se mueve,
Una apertura deja entrar un sentimiento
tan grande, que la vista, la palabra,
la lengua, el tacto, el olfato y
el sonido se funden.
Todo devora mi ser, todo desborda mi corazón.

Este poema nació de un sueño
(1998- Resonancias de Al- Andalus).

Hayar Aziza


ALMA SUFI from sirioserona on Vimeo.
Publicar un comentario